955 384 974. Horario de tienda: Martes a Viernes de 10:00h a 20:00h y Sabado de 10:00h a 14:00h
Blog

Las gambas el marisco por excelencia

Las gambas son conocidas como las frutas del mar para muchos es uno de los mariscos preferidos. En España existe una cultura culinaria alrededor de este crustáceo en grandes celebraciones. Tiene la capacidad de combinar con cualquier plato y forma de cocinarlo. Se puede decir que es el marisco por excelencia.

Existen dos variedades principales de la gamba. Las gambas rojas que es un marisco perteneciente de la zona del mediterráneo con un sabor intenso y un mayor tamaño. Las gambas blancas que son más típicas de las zonas del Atlántico con un color más suave, pero con una textura en su carne más jugosa. Ambas tienen una capacidad calórica muy baja estando principalmente formadas por proteínas. Este marisco se puede comparar con la pechuga de pollo, pero con un mayor aporte vitamínico.

La forma tradicional de cocinar este marisco es cocerlo con agua y sal marina. Como cualquier preparación culinaria obtener la perfección es un arte. Deberás echar 30 gramos de sal por cada litro de agua, este factor dependerá de la procedencia de la gamba y su salinidad. El siguiente paso será echar las gambas cuando el agua se encuentre en ebullición siendo lo más habitual mantenerlas hirviendo durante dos minutos y medios. Aunque parezca fácil hervir el marisco es un arte entrando diversos factores como: tamaño, procedencia, cantidad de gambas introducidas, la salinidad, temperatura del agua, forma de cocerlas…

¿Cómo saber si estamos comprando un marisco de calidad?

Muy fácil, en el caso de las gambas hay que observar que a la hora de pelarlas la piel se les desprenda fácilmente de su carne. En el caso de que este marisco sea congelado la piel presentará resistencia, siendo incluso un incordio a la hora de pelarlas. Debes tener en cuenta que el lugar donde compres este marisco, el tendero tendrá todas las triquiñuelas para pelarla de forma más rápida, lo mejor que puedes hacer es pelarlas por usted mismo. Las gambas frescas en su carcasa tienen reflejos de cristal, es decir, parecen transparentes y se le ve la tripa de color negro o gris que las atraviesa. En el caso de estar cocidas deberá fijarse en el blanco de su carne y la frescura que presente a la hora de degustar. Una gamba cocida de varios días se encontrará reseca e insípida.

Si usted compra gambas cocidas, lo más importante es que pruebe el producto antes de comprarlo y se asegure su calidad. Compre en lugares de confianza que le proporciones un producto de calidad y una preparación artesanal, nada de procedimientos industriales. En Mariscos Caballero te damos a degustar nuestros productos para que usted mismo juzgue la calidad y frescura.

Leave your thought

Close
Compare
Lista de deseos 0
Abrir lista de deseos Seguir comprando